El Banco de Japón eleva el pronóstico de inflación, sin cambios de política