El Urawa Reds de Ricardo Rodríguez gana la Supercopa de Japón