En Japón han cambiado las señales de STOP de todo el país porque los extranjeros las confunden y provocan accidentes

Este cambio se implementó para garantizar la seguridad tanto de los lugareños como de los turistas. La señal de STOP en Japón es diferente a las que se utilizan en muchos otros países. En lugar de tener forma octogonal, la señal de STOP japonesa es un triángulo rojo invertido con letras blancas.

Los extranjeros que no están familiarizados con esta señal única a menudo no se detienen en las áreas designadas, lo que provoca accidentes. Para abordar este problema, el gobierno japonés ha introducido nuevas señales para garantizar una mejor comprensión de las leyes de tránsito para los visitantes extranjeros. Las nuevas señales de STOP son bilingües, con traducciones tanto al inglés como al japonés.

El texto en inglés se muestra en letras más grandes para que sea más fácil de entender para quienes no hablan japonés. Además, los carteles están equipados con pictogramas para ayudar a transmitir el mensaje de forma más eficaz. El cambio fue bien recibido por muchos visitantes extranjeros que apreciaron los esfuerzos realizados por el gobierno para garantizar su seguridad.

Las nuevas señales no sólo han hecho que la conducción sea más segura para los extranjeros, sino que también han contribuido a una mejor comunicación entre los locales y los turistas. El cambio en la señal de STOP es sólo un ejemplo de cómo Japón se está adaptando para dar cabida al creciente número de visitantes extranjeros.