Gana Japón en el Mundial y el embajador festeja solito en el Ángel