Japón apoya el plan del G7 para competir con China en los países en desarrollo