Japón impone un límite de visitantes en el monte Fuji para protegerlo

Japón ha dado un paso significativo en la preservación de uno de sus tesoros nacionales al imponer un límite de visitantes al Monte Fuji. La icónica montaña atrae a millones de visitantes cada año y las autoridades llevan mucho tiempo preocupadas por el impacto del turismo en el frágil ecosistema de la zona. Para abordar estas preocupaciones, el gobierno japonés ha decidido restringir el número de visitantes a la montaña para proteger el medio ambiente y garantizar la seguridad de los turistas.

El nuevo límite de visitantes se implementará durante la temporada alta de escalada, que normalmente va de julio a agosto. Durante este período, sólo se permitirá a 12.000 personas escalar el Monte Fuji cada día. Se trata de una reducción significativa con respecto al límite anterior de 20.000 personas por día, que estaba vigente desde hacía varios años.

Las autoridades esperan que esta medida ayude a reducir el impacto ambiental del turismo y garantice que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de la belleza del Monte Fuji. Sin embargo, la decisión de imponer un límite de visitantes no está exenta de controversia.