Japón pierde a más de 640.000 habitantes en un solo año