La fotografía del endurecimiento de política monetaria en Japón que ha pasado desapercibida