Resumen macro: Japón mantiene la política ultralaxa, Taiwán en recesión y Europa la esquiva